Sobre mi

Me llamo Lucrecia, tengo 25 años y actualmente vivo en Reconquista, Santa Fe (Arg.) donde nací y crecí… ingeniandomelas para que la humedad y mi pelo se llevaran bien, la mayoría del tiempo.

Soy hija de una mujer y un hombre que admiro mucho. Hermana menor de una mujer y un hombre que me mostraron miles de posibilidades. Tía de una niña que me inspira a imitarla.

Realicé mis estudios secundarios en una escuela técnica, obteniendo un título terciario de Técnica Electromecánica (ahá) y luego emprendí viaje a Córdoba Capital (Arg.) para estudiar y recibirme de Licenciada en Diseño con orientación en Gráfica y Publicidad.

¿Cómo llegué hasta acá?

A mis 14 años conocí la fotografía, y a los 15 me regalaron mi primera cámara digital. ¡Qué emoción sentí esa tarde en que fui con papá a buscarla!

Fue desde ese momento que empecé a divertirme mucho tomando fotos y creando puestas en escena con mis amigas. Disfrutaba de todo el proceso, pero la parte que más me gustaba era instalarme en la compu a editarlas, y… a decir verdad, así sigue siendo.

A mis 16 mamá me regaló una colección de revistas de los mejores fotógrafos del National Geographic que despertaron mi curiosidad por conocer el mundo. Soñaba despierta con viajar y tomar fotografías de mis propias aventuras.

Un poquito más de historia

A mis 18 logré comprarme una cámara reflex profesional y empecé a realizar sesiones de fotos para distintos clientes. ¡Ya trabajaba de lo que me apasionaba! ¿Quién pudiera descubrir lo que es eso tan jóven?

Ya había determinado que iba a ser fotógrafa y viajar por el mundo.
O al revés.

Las cosas dieron un giro inesperado a mis 19 y conocí el diseño, que me atrapó completamente. Estudié 6 años una carrera que año tras año me dio herramientas para proyectar ideas y materializarlas; para posibilitar experiencias y aportar valor a las personas de una u otra manera. Entonces… entendí que podía ser diseñadora y viajar por el mundo.

Simultáneamente empecé diferentes emprendimientos, proyectándome siempre como mi propia jefa. El solo hecho de pensar en hacer un CV (currículum vitae) y pedir trabajo me generaba malestar. Mi trabajo tenía que generarlo yo. Y sería uno que me permitiera viajar por el mundo… (gran sorpresa).

En otro aspecto, también soy una joven adulta que tiene un diario lleno de escritos desde los 15 años, y que sigue actualizado. La escritura es para mi una compañera cuando la emoción me desborda o tengo que desenredar mis ideas… pero debo decir, nunca se me ocurrió ser escritora y viajar por el mundo… (deveritas que no).

Sacando conclusiones…

Hoy puedo afirmar que lo que quiero es viajar haciendo todo lo que me apasiona, llevando todo lo que aprenda en mi mochila.
Porque creo que todos tenemos derecho a vivir de la manera que siempre deseamos si trabajamos por que así sea.
¿No te parece?

Lu.


2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *