• Viajar sola

    Viajar sola haciendo voluntariados

    Te quiero compartir qué implica viajar sola haciendo voluntariados, empezando por contarte brevemente de qué trata esto, y haciendo hincapié en mi experiencia.

    Hacete unos mates o un café que te lo cuento como a mi mejor amiga, porque me encantaría leer tus dudas al respecto y enterarme algún día que te animaste a hacer lo mismo -deveritas que si-.

    En el primer hostal donde hice voluntariado como recepcionista.

    Para ponerte en contexto: estoy viajando hace cuatro meses y medio por Colombia de esta manera, y me queda mes y medio más de viaje.

    Al principio, no sabía cuánto iba a durar la aventura y me largué sola sin pasaje de regreso, aunque nunca había salido de Argentina; ni había tomado un vuelo internacional; o viajado sin compañía; tampoco hecho un voluntariado; ni conocido el mar; ni tener mucha experiencia como viajera. (Asi que de miedos y ansiedades, hablemos en otro artículo).

    Con toda la intención de motivarte e inspirarte fuerte, ahí va!

    En Bogotá, visitando un barrio lleno de arte.

    Qué es un voluntariado y cómo funciona 

    En poquísimas palabras: se trata de un intercambio de habilidades por alojamiento (y una o más comidas al día, dependiendo del lugar). Podés hacer esto en hostals, ONGs, comunidades, ecoaldeas, casas, otros; y de esta manera, viajar por más tiempo con menor presupuesto.

    Si querés más detalles, leete el artículo: cuatro experiencias de voluntariados en Colombia.

    Cómo conocí este mundo

    Buscando en google maneras de viajar más barato y por más tiempo encontré e investigué cómo funcionaba esto, y me animé a probar. – y la verdad que me fue bárrrrrrbaro, humildad aparte -. 

    Si querés viajar de la misma manera, te comento:

    Podés leer acá lo que Laura escribió para dar los primeros pasos. Yo la seguí completamente y utilizo también la plataforma que ella presenta: Worldpackers.

    Vale que te tomes unos 15min para leer esta info y tenerla recontra presente.

    Te cuento cómo es la cosa viajando sola

    Lo más importante y revelador: NUNCA ESTÁS SOLA. 

    O bueno, sí, pero en mi experiencia descubrí, que sólo me sentía una viajera solitaria cuando me movía de lugar. Es decir, durante los traslados para viajar (ya sea en bus o en avión).

    El resto del tiempo, hice un montón de amigos y amigas a los que veía a diario; llegué a sentirme en familia y a gusto con mucha gente que me abrió las puertas de su casa como si fuera una más; y agradecí a extraños que me han ayudado y cuidado como si fuera su hija.

    Sin embargo, hubo etapas en las que la pasé menos acompañada haciéndome miles de preguntas existenciales. Creo que eso es super necesario también.

    Fue un momento en el que me sentí sola, triste, con extrañitis aguda de mi familia, mis amigos y mi casa; pero en el que también descubrí mi propósito y lo que quiero de mi vida. (Al menos por ahora, viste)

    En Santa Marta, completando mis diarios y cuadernos de viaje con reflexiones.

    Asi que tan mal momento no fue… por el contrario, fue el más importante, y lo aproveché para autoconocerme, tomar decisiones conscientes y crecer. 

    Cuando esa etapa terminó, mi visión había tomado otra perspectiva y sentía como si pudiera ver más claramente. 

    Sentí que la gente me cuidó mucho, y creo que justamente tenía que ver con ser mujer, estar sola, y de paso, ser argentina. (Quiero decir… extranjera jiji).

    La gente llegó a preguntarme hasta si había dormido bien, o si me sentía a gusto para asegurarse que estuviera bien y disfrutando el lugar, constantemente. 

    Todos sienten curiosidad por tu historia y lo que estás haciendo, así que empezar conversaciones es fácil por ambas partes, y lo que menos te debería preocupar. La gente te va a hablar y mucho.

    Lo mejor de viajar sola haciendo voluntariados:

    Te vas a encontrar en situaciones que nunca hubieras imaginado estar. 
    * Esta es mi favorita, estar viviendo algo re nada que ver y darme cuenta de eso en ese preciso momento.

    Aprendes a hacer cosas nuevas saliendo de tu zona de confort todo el tiempo. * Que sin dudas te mantiene el cerebro activo y a vos toda creativa.

    Desarrollás habilidades de relacionarte y comunicarte. * Sobre todo porque no te va a quedar otra.

    Podes practicar idiomas. En mi caso, practique un montón hablar inglés. * And it was very good, darling.

    Aprendés sobre cultura, de la mano de la cultura misma. * Sobre cómo cocinan, comen, beben, hablan, limpian, manejan, se ejercitan, disfrutan, se relacionan, viven. 

    Conocés otras viajeras y viajeros como vos. * De países diferentes al local, lo cual enriquece tu carrera en cultura.

    Escuchás tantas historias como gente conocés. * Y eso no tiene precio.

    Decidís sólo en base a tus ganas, gustos e intereses del momento. * A dónde ir, qué hacer, con quien/es, cuando. Una liberté que no te explico.

    Lo no tan mejor

    No siempre tenés toda la privacidad del mundo. * A veces toca compartir habitación, baño, cocina, espacios. Y toca inventarse la privacidad como se pueda.

    Las mudanzas y traslados. * Confieso que lo que menos me gusta es armar y desarmar la mochila, salir a la calle con todas mis cosas y llegar al lugar al que vaya.

    Re-adaptarte. * Lleva algo de esfuerzo al llegar a un nuevo lugar, entender cómo funciona todo ahí, sus normas, dónde se guardan las cosas, como acomodar las tuyas, etc.

    En fin…

    Es una experiencia de esas que me encantaría que vivas, porque honestamente, sentirte asi de libre es invaluable amiga. Y ahora que lo se, quiero que lo sepas vos también.

    Cualquier duda que te surja, comentala! no le des más vueltas.

    Mínimo una vez al día permitite la libertad de soñar despierta.

  • Viajar sola

    Por donde empezar si soñás con viajar sola

    Te quiero regalar hoy, con todo mi amor, seis pasos que creo que podes seguir si no sabes por dónde empezar si soñás con viajar sola.

    Porque estuve ahí, sin saber por dónde empezar siquiera a crear un plan para lograr todo esto que soñé y estoy viviendo hoy. Y se que no es sencillo.

    En ese momento estaba sola, confundida y dudosa, porque para mi… la vida no podía ser solo eso que conocía. Sabía que había más en el mundo y mi sed por descubrirlo se hacía cada vez más intensa.

    Las excusas están siempre al alcance de la mano… ya sabés. A veces tienen forma de series, salidas sin sentido, instagram, algún que otro amor efímero e improvisado, la ropa sucia, el cumple del sobrino del amigo de la hermana de tu vecino… 

    Pero llega el momento en que ya no podes darle más vueltas, necesitas sentarte a reflexionar y tomar decisiones, porque esos sueños empiezan a pellizcarte cada vez más fuerte (¡quieren que los escuches!).

    Y llega un momento en el que no pueden seguir siendo silenciados por las distracciones. 
    Tenés que escucharte mejor y decidir si aceptas el desafío o no. 

    Asi que sin más vueltas, ahí va…
    Una guía de seis pasos basada en mi experiencia para empezar a cumplir tu sueño de viajar sola, que obviamente, podes modificar y adaptar a vos.

    PASO 1: Decidilo

    Decidí si es exactamente eso lo que querés (o si en realidad es otra cosa).

    Si es que de verdad querés viajar por razones que te hagan crecer (experiencias nuevas, por ejemplo) o por otros motivos en realidad (huir de algo o alguien). 

    Decidí si de verdad crees que hacerlo sola sería lo mejor en este momento de tu vida, por motivos reales. La idea es que tengas bien claro que te aportaría eso.
    (Aunque aún no sepas si te animarias o no… eso no importa ahora). 

    “Son tus decisiones, no tus condiciones, las que determinan tu destino”.

    Ejercicio: Respondé a las siguientes preguntas en un papel:
    • ¿Para qué quiero viajar o irme por el mundo?
    • ¿Por qué o para qué lo haría sola?
    • ¿Qué me aporta todo eso?
    • ¿Cómo me sentiré cuando lo haga?

    Hacé de cuenta que este ejercicio es el de plantar una semilla.  
    Y si te surgen otras preguntas, podes responderlas también.

    Y de paso, como se que vas a hacer la tarea – guiño guiño – te comparto un articulo que me encantó y tiene una serie de preguntas para descubrir tu propósito de vida. Dale click acá. A mi sin dudas me sirvió para recordarme cosillas importantes.

    PASO 2: Comprometete con esa decisión

    “Una decisión real se mide por el hecho de que has tomado una nueva acción.

    Si no hay acción, no has decidido”.

    Yo supe que estaba comprometida porque anteponía mi sueño en todo momento.
    Y es tomando las decisiones del día a día donde te das cuenta, porque o estás comprometida con eso o lo estás con otra cosa, y actuás en consecuencia.

    Ejemplos:
    • Decidí mudarme donde me resultara más económico vivir para ahorrar más para el viaje. (Aunque aún no sabía a donde viajaría ni qué haría de mi vida). Literal.
    • Empecé a hacer ejercicio para sentirme vital y fuerte porque sabía que cargaría una mochila, y siempre quise que mis piernas se banquen cualquier caminata hacia algún lugar hermoso.
    • Empecé a alimentarme mejor para ayudar a lo anterior. 
    • Solo me compre  cosas que me iban a servir para el viaje luego, porque de otra manera, era solo un gasto.
    • Le dije a TODO el  mundo lo que pensaba hacer, a un punto que era imposible echarme atrás.
    • Decenas de decisiones más.

    Asumir el compromiso es fundamental para mantenerte en el camino de lograr algo. 

    “Nunca nadie logró una meta al estar interesado en su logro. Uno debe estar comprometido”.

    Ejercicio: Escribí: YO (TU NOMBRE) ME COMPROMETO A ….
    (¡Completalo y  firmalo! con fecha y todo).

    Lo más importante es que recuerdes que si te comprometiste realmente,
    ya no podes darte la espalda a vos y a tu sueño. 

    PASO 3: Trabajá por eso

    Inventate nuevas maneras de generar ingresos y/o disminuir tus gastos.

    Investigá todo lo que necesites saber en blogs, YouTube, revistas, libros, hablando con viajeras. (Por lo pronto, te dejo uno por aquí con 8 pasos para organizarte y viajar).
    Exprimí a Google como nunca antes, y hablá con la gente.
    Dejame un comentario, mandá un mensaje.

    Trabajá todas las horas que puedas (mientras sea saludable para tu cuerpo y tu mente).  

    Concentrate en eso, hacelo con alegría y desprendete del resultado que es algo que se va a dar inevitablemente. Confiá en eso y mantenete en movimiento.
    Es una etapa que demanda de tu esfuerzo y constancia. Y no, no va a ser fácil.

    Por dónde empezar si soñás con viajar sola 4
    En mi caso, trabajé diseñando, fotografiando, dando asesorías a emprendedoras, y todo lo que se me fue ocurriendo. La pose relajada es solo para la foto, claramente. Mis contracturas hablaban por mi.

    PASO 4: Preparate

    Mental, emocional, física y espiritualmente.

    “No se trata de la meta. Se trata de crecer para convertirse en la persona que puede lograr esa meta”.

    Yo se que crecí un montón mientras me preparaba para irme.
    De otra manera, no lo hubiera logrado.
    Porque la chica que tomó la decisión de viajar por el mundo no es la misma que se animó y se fue. Y la que se fue no es la misma que la que escribe ahora, que empieza a soñar nuevos sueños.
    En la preparación me hice más fuerte, trabajé en mi autoconfianza, superé algunos miedos, busqué más allá, indague sobre mi propósito de vida, sobre vivir en abundancia… traté de entender más sobre mi y mi manera de ver el mundo. 

    Entonces… preparate, en todos los sentidos.
    Vas a transformarte en una mejor versión de vos misma, y yo no voy a decirte cómo porque se te van a ir presentando las maneras. Estará en vos verlas y aplicarlas.

    Por dónde empezar si soñás con viajar sola 3
    Unos días después de haber llegado a Bogotá, me decidí a sacar la cámara y tomarme una foto.

    PASO 5: Animate

    El verano pasado fuimos a la pileta con mi sobrina.
    Yo dudé un montón de meterme ese día porque sabía que el agua estaba super fria.
    Así que ahí estaba, en el borde de la pileta, arrimando un pie… sacándolo… metiendolo de nuevo… sentandome en la orilla… dudándolo, durante unos 5 minutos.

    Ella desde dentro me observa y me dice:
    “Dale tía animate, cerrá los ojos y tirate,
    deja de pensar, que al ratito se te pasa el frio”.

    Creo que la única forma de animarse es callar la mente y activar el cuerpo.
    En otras palabras: accionar a pesar del miedo, porque ni siquiera hace falta que ese miedo desaparezca. 

    Y bancarte el frío el ratito que dure porque después vienen los momentos de disfrute, de los que nunca hubieras gozado si no te animabas. 

    Yo creo que las personas que se animan, son las más recompensadas.
    Tengo la certeza de que eso mismisimo es ser valiente y me trajo muchísimas más alegrías que tristezas. 

    Y en el peor de los casos, estas últimas son sólo aprendizajes.

    Por dónde empezar si soñás con viajar sola 2
    Modelando una bikini tejida al crochet hecha por Sara, una amiga argentina que hice en el camino, que empezó a trabajar en su proyecto para independizarse.

    PASO 6: Hacelo

    Elegí lo que vas a llevar, abrazá bien fuerte a los tuyos, soltá y subite a ese avión. 

    Recorré los lugares que soñaste, viví todo lo que alguna vez visualizaste, probá esa fruta nueva, reíte como loca en la calle, hacete masajes en los pies que te duelen de tanto caminar, hablá con un extraño sobre la vida, bailá una música que no sepas bailar, sentate en ese parque y mirá la gente pasar, degustá esa comida típica, llorá por las injusticias que ves, levantate a las 5am porque si, cuestionate, dudá de todo, respirá un aire nuevo, vivila como la querés vivir, y contala como más te guste.

    Confieso que apenas me subí al colectivo y quedé sola, ya habiéndome despedido de todos, me envolvió un miedo enorme de repente, junto a un llanto que no llegó a ser y escalofríos en el cuerpo mientras pensaba: “¿¡Qué puta estoy haciendo!?”.

    También confieso que se me pasó a los 5 minutos. 

    Mi sobrina tenía razón. 
    El frío se te pasa y el mundo se hace tuyo. 

    Por dónde empezar si soñás con viajar sola
    Empezando el viaje, un martes por la mañana, en un Septiembre que no voy a olvidar.


  • Viajar sola

    8 pasos para organizarte y viajar

    ¡Hola hola!

    Te quiero contar de qué manera estoy planificando mi viaje soñado para que puedas hacer lo mismo, sin importar si es a pocos kilómetros de distancia o al otro lado del globo.

    Por supuesto, es una fórmula modificable y adaptable a vos, que espero te sirva de guía para poder ir al lugar que siempre quisiste visitar.
    (¡Contame en los comentarios!)

    Sin más palabrerío, ahí va…
    Una guía de 8 pasos basada en mi experiencia.

    PASO 1: Conseguí un cuaderno

    Buscá un cuaderno o un anotador que te sirva solamente para proyectar este viaje y anotar todo lo referido al mismo. No lo uses para ninguna otra cosa. Preferentemente elegí uno que te guste mucho, o intervenilo para que así sea, porque lo que vas a escribir ahí es importante.

    PASO 2: Definí el destino

    ¿Ya tenés un lugar en mente al que quieras ir? Si es así, escribilo bien grande en tu cuaderno. Alcanza con poner el país o la provincia/estado ya que quizás no sepas bien qué ciudades visitar aún. A no preocuparse por los detalles ahora.

    Si vas a viajar sola y en avión por primera vez, tenes que leer esto.

    PASO 3: Ponele fecha

    Es uno de los pasos en los que más dudamos generalmente porque todas las excusas emergen del más allá, para que sigamos posponiendo. Te aconsejo planearlo con al menos 6/8 meses de anticipación, para que puedas organizarte tranqui y mantener la motivación. Que la fecha sea realista en relación al estilo de vida que llevás.

    PASO 4: Hace listas

    Anotá todo lo que crees que vas a necesitar para realizar este viaje.
    Tomate tu tiempo y escribí todo lo que se te vaya ocurriendo.
    Cuanto más anotes mejor. 
    ¿Sobre qué? 
    – Dinero: para los pasajes, viajes al aeropuerto (sobre todo si no vivís en la misma ciudad), hospedaje y gastos en el lugar. Detallalos lo más que puedas.
    – Documentos: pasaporte, visa, documentos varios. (Algunos tendrán costo y se realizan con tiempo).
    – Objetos: cosas que vas a necesitar llevar o tener antes del viaje (a conseguir o comprar).

    PASO 5: Investigá

    Averigua cuánto cuesta viajar a ese lugar y toma nota de los costos (aproximados) guiándote con las listas que hiciste antes.

    Esto te va a llevar un tiempo considerable, así que te recomiendo disfrutar de leer a personas que ya han viajado a ese lugar y te lo cuentan, de leer a quienes te comparten cuánto han gastado, de mirar videos de viajeros… etc.

    (Escribí lo que te llame la atención en una parte del cuaderno que asignes a datos curiosos. Siempre podes volver a revisar ese apartado luego).

    Tip de color: Redondeá los costos siempre para arriba. (Mejor que sobre y no que falte dice el viejo dicho). Ej: Si vale $23,5, anotá $25.

    PASO 6: Sumá y dividí

    Sumá todos los costos que anotaste en el paso anterior para obtener un total aproximado de dinero que costaría tu viaje, y luego dividilo por la cantidad de meses que tenes para ahorrar según la fecha que definiste.

    Tip de color: Quizá te sirva dividirlo a su vez por semana o por día. Como te resulte mejor.

    PASO 7: Se creativa

    Pensá en las diferentes maneras en la que podes disponer de ese dinero por mes o por semana. A veces es simplemente ahorrando en compras innecesarias o algunos gustos personales. Otras veces es generando dinero extra con un nuevo proyecto. Sea cual sea, dedicale tiempo a encontrar la manera y no más excusas.

    PASO 8: Hace que suceda

    Mantenete motivado/a viendo a otros viajeros en las redes sociales, hablando con otros sobre el tema, anotando frases o pensamientos en tu cuaderno, haciendo pequeñas acciones que te acerquen al objetivo, como ir a comprarte un bolso por ejemplo – aunque falten meses todavía – o actualizar tu pasaporte.

    ¡Y hacé que suceda!

    “Un viaje de mil millas comienza con un solo paso” Lao-Tse.

    ¿Cuál es ese viaje que siempre quisiste hacer?
    ¿Cuándo vas a empezar a planearlo?

    Me encantaría leerte.
    Y si tenés alguna duda, escribime que responderé con gusto.

    ¡Abrazón!
    Lu.

  • Viajar sola

    Viajar sola en avión por primera vez

    ¿Sentís inseguridad de viajar en avión por primera vez y además sola? o alguna vez quisiste hacerlo y no te animaste?

    Yo lo hice y te quiero contar mi experiencia para que te quedes tranquila.

    Aspiro a visitar muchos lugares en el mundo, por lo cual, siempre supe que viajar en avión iba a volverse algo normal y sentía que no estaba preparada para eso porque nunca lo había hecho, lo que me despertaba muchas interrogantes y miedos.  – Más sobre mi

    Entonces aproveché una oportunidad que surgió de conocer un lugar de mi país (Argentina) y realizar un viaje corto en avión (2:15hs) como una especie de práctica antes de realizar viajes más largos a lugares lejanos.

    Te dejo una lista de aspectos a tener en cuenta para que tu experiencia sea tan sencilla y agradable como fue la mía, y que no tengas que preocuparte ni desesperar.

    Lo importante es ocuparse, aprender y disfrutar.

    1. Investigá sobre:

    • Las mejores aerolíneas posibles para realizar tu viaje. (De manera online o consultando a personas que viajen siempre).
    • Los mejores precios. (En páginas web creadas solamente para comparar precios).
    • El equipaje que te conviene llevar. (En la web de la aerolínea que hayas elegido aparecerán las especificaciones).
    • Los elementos que no están permitidos llevar. (Para no tener sorpresas).
    • Maneras de llegar al aeropuerto desde tu ubicación. (Seguramente sean varias. Influyen factores como la seguridad, la comodidad, el presupuesto y el tiempo de traslado). Vos decidís que priorizar para decidir.
    • Maneras de llegar al lugar de destino desde el aeropuerto cuando llegues.

    2. Comprá el pasaje

    • De manera online.

    Procurando hacerlo completamente sola y tomandote el tiempo necesario para leer toda la info que la aerolínea te indica y aprender. No es lo mismo que alguien te ayude o saque el pasaje por vos. Va a hacer que te sientas más preparada.

    3. Confiá

    • Principalmente en vos y en tu intuición en todo momento.
    • En que no sos la primera persona que viaja por primera vez en avión, todo esta resuelto.
    • En los profesionales que harán que llegues bien a destino.

    4. Imitá

    • A otros viajeros.

    Algo que me sirvió muchísimo fue observar a la gente que estaba delante mío, desde el momento que tomé el colectivo al aeropuerto hasta que me bajé del avión.

    Entonces me moví de la manera que estas personas lo hacían, y me generó más confianza para no perderme y me sentirme segura en todo momento.

    También ubiqué mi valija donde ellos lo hicieron y me senté en los mismos lugares, siempre prestando atención en todas las etapas.

    Recordá que preguntarle a otros es siempre una opción.
    Yo no necesité preguntar más que si estaba en la fila correcta ya que puse mi enfoque en imitar. Y no tuve ningún problema.

    En resumen: atención plena y mucha paciencia. Vas a estar bien.
    ¡Así que buen viaje!

    PD: No te olvides de disfrutarlo.
    Esa vista vale cualquier esfuerzo.

    Contame que tal te resultan estos consejos y preguntame por cualquier duda, que responderé con gusto.

    ¡Abrazón!
    Lu.